Publicaciones

Portada

El artículo que adjuntamos más abajo está compuesto a partir del material que se puede encontrar en nuestra página desde el inicio de nuestra andadura. No obstante hemos querido ordenarlo en un solo documento de modo que pueda ser descargado e impreso para así leerlo mejor.

En este texto ilustrado se describen los aspectos esenciales del proyecto Delta de Maya, si bien de manera muy breve y somera pues cada uno de ellos podría desplegarse en una gran cantidad de caminos diferentes, todos ellos vastos y fascinantes. De todos esos temas, objeto de nuestra atención y estudio, iremos publicando cuantos resultados vayamos logrando recoger y ordenar en nuestra aventura de conocer y difundir el legado que en esta geometría y geografía se atesora, con la convicción de que con ello contribuiremos en alguna medida al advenimiento de un tiempo nuevo, más luminoso y más feliz.

Qué es Delta de Maya

Delta de Maya es un proyecto de convocación social hacia la aventura del conocimiento, y de manera más concreta hacia el descubrimiento del profundo patrimonio cultural latente en los territorios de su ámbito de acción.

Cuatro son los lugares de Europa en los que Delta de Maya irá poniendo en marcha, de manera progresiva, actividades orientadas a estudiar y expresar, más allá de la descripción convencional, el legado que en ellos se atesora para el futuro de Europa y del mundo, sugiriendo al mismo tiempo estrategias de desarrollo en función del conocimiento desplegado.

En Delta de Maya entendemos que el arte del estudio, la fiebre de la sensibilidad y la capacidad de aventura constituyen los atributos esenciales que definen al ser humano comprometido con la evolución integral de la consciencia; los tres juntos conforman la única actitud capaz de propiciar el advenimiento de una vida más plena para sí y para el mundo.

Delta de Maya pretende acercarse al cumplimiento de estos objetivos apoyándose en la ciencia, el arte, la cultura, la metrópoli, la literatura, en fin, la mística.

Delta de Maya hunde raíces en un antiguo proyecto social que hace mucho tiempo fuera parcialmente interrumpido por la implantación y desarrollo del modelo patriarcal olímpico, hoy en declive.

Por qué “Delta”

image004La palabra “delta” reúne en su forma triangular una rica variedad de connotaciones en torno al principio de lo femenino que resuenan simultáneamente al pronunciarla.

Se dice que fueron los geógrafos griegos quienes la escogieron por vez primera para significar las anchuras que forman los ríos cuando se abren para mezclar sus aguas dulces con las del mar; quizás fuera verdad que al recorrer los meandros del Nilo Estrabón dijera que aquel paisaje húmedo y fértil tenía la forma de la letra delta, nuestra D, que en griego es un triángulo con el vértice hacia arriba Δ. Sin embargo mucho antes que ellos, las antiguas culturas matriarcales de los palos clavaban los pilotes de sus palafitos en los deltas de los grandes ríos, como el pueblo de los tartesios en el Delta del Guadalquivir o el de los iberos en el Delta del río Ibero o Ebro, y estos pueblos escribían de igual manera el sonido du o tu, a veces cruzando el triángulo con una rayita vertical, recordando a las claras la forma del pubis femenino, al que todavía hoy llamamos Delta de Venus. ¿No es también triangular la forma en que con frecuencia se inscriben aún hoy algunas de las representaciones de la diosa, como ocurre con la Virgen del Rocío?

Por qué “Maya”

por que maya cruzEn cuanto a Maya, encontramos significativo que Mayo y Maya estén en el origen de la palabra magia, relacionada con la eterna e inescrutable facultad de generar vida, con la fertilidad en su más amplio sentido; por lo tanto –y como mínimo– con la revolución que supuso el ingenio de la agricultura, la cultura de la tierra, de la que en este planeta aún vivimos.

La referencia a Maya es capital: Hermes, el revelador de los arcanos, dios del aire, de las fronteras y de la muerte fue hijo de la diosa Maya, aquella que cediera su nombre al mes de Mayo. En India los velos de Maya simbolizan las sucesivas capas con que El Absoluto se cubre de apariencia ante la percepción de los sentidos. Por cierto, ¿no se llamó también Maya la madre de aquel que supiera levantar aquellos velos, Gautama el Buda?mito maya

En la diosa, como en el delta, también hallamos lo ternario pues triple es siempre su manifestación, tanto en las mitologías y religiones como en la historia. Así podríamos citar a Lakshmi, Kali y Sarasvati en India, o a Perséfone, Deméter y Hécate en el Mediterráneo antiguo. Este mismo mito reaparece en el Mediterráneo occidental en los tiempos de Piscis en forma de las Santas Marías de la Mar, la Niña, la Pintá y la Santa María.

Otro de los muchos nombres de la diosa madre en la mitología universal es Dana o Ana, que como diosa triple fue conocida en el Bajo Guadalquivir como Triana, nombre que quedó en el mítico barrio sevillano. Precisamente Triana es una de las más emblemáticas y antiguas de cuantas hermandades peregrinan hasta las orillas de La Madre, en las tierras de Doña Ana.

Ámbito geográfico

image008Más allá de las fronteras y las cercas que las gentes hemos ido levantando y derribando para estabular o liberar estados, dominios y privilegios, el estudioso descubre en la superficie de la tierra otro tipo bien diferente de trazados sutiles por los que discurren las energías resultantes del encuentro entre lo telúrico y lo cósmico. Si la más elemental de las redes está conformada por retículas triangulares, en esa porción de la geometría máyica terrestre que desde hace milenios Eurasia llama Occidente, encontramos tres regiones inequívocamente germinales de nuestra Europa, tres regiones que al unirlas configuran uno de los triángulos primordiales de esa red abarcando buena parte del Mediterráneo occidental y su importantísima conexión con el Atlántico.

Tres áreas, más una cuarta indicada por su centro, poseedoras de sorprendentes y profundas semejanzas que hoy relacionan a tres países: la Camargue en Francia, Sicilia en Italia y las Marismas del Guadalquivir y Menorca en España.

En cada una de estas cuatro estas regiones presenta especial relevancia un punto mucho más preciso aún, un verdadero foco radiante; cuatro puntos que puestos en relación configuran los vértices del triángulo geográfico Delta de Maya, y son respectivamente la ciudad de Saintes-Maries-de-la-Mer, Tíndari y Villamanrique de la Condesa. El centro del triángulo y cuarto punto de nuestro delta coincide con el punto más elevado de la isla de Menorca, el Monte del Toro, perteneciente al municipio de Es Mercadal. Son vértices que a lo largo de la Historia han permanecido en misteriosa sintonía y que seguirán vibrando entre sí, indudablemente, a los largo de los siglos venideros.

Bastará esbozar algunos datos a propósito de estos lugares para comprender los fuertes lazos que, en principio y sólo a simple vista, unen a estos cuatro lugares.

  • Los cuatro están vinculados a espacios naturales protegidos en especial humedales

image010

como el Parque Nacional de Doñana, el Parc Naturel Régional de Camargue, el Parque Natural de s’Albufera d’Es Grau, recogidos en la lista del Convenio de RAMSAR, o los Laghetti di Marinello. Muy especial es la protección de la isla de Menorca, que el 7 de octubre de 1993 fue declarada en su totalidad Reserva de la Biosfera por el Comité Internacional de la UNESCO.

  • Los Parques de Doñana y Camargue, y sus municipios Villamanrique y Saintes-Maries-de-la-Mer están hermanados desde el año 2000.

Es decir, ambas regiones han dado pasos de aproximación entre sí antes de que hubiese para ello un proyecto específico como es Delta de Maya.

Charte villam santa mar

  • Tanto en Villamanrique como en Saintes-Maries-de-la-Mer, destaca la presencia de la figura de María Magdalena.

les 2 marie madeleine (1)

France, Bouches-du-Rhône (13), Camargue, Saintes-Maries-de-la-Mer

A las similitudes ya conocidas entre ambos parques habría que sumar otros datos que hacen aún más llamativos estos hermanamientos. Como por ejemplo el hecho, en apariencia casual, de que la titular de la iglesia de Villamanrique es Santa María Magdalena, que en ella pudiera conservarse camuflada una reliquia de esta santa además de una escultura a ella dedicada obra de Pedro de Mena, mientras que en el pueblo hermano de la desembocadura del Ródano diversas leyendas fundadas apuntan a que esta santa pudiera estar enterrada en la cripta de su iglesia medieval.

  • En los cuatro existen importantes cultos a imágenes de Vírgenes

image020

Tres de estas vírgenes son negras, y la cuarta, la del Rocío, permanece oculta bajo una apariencia muy posterior a la creación de la talla original, acaso también morena. Estos importantísimos lugares de peregrinación presentan rituales semejantes que son en realidad manifestaciones del antiguo culto al principio femenino, a Afrodita, Astarté, Isis o Maya.

  • Los cuatro están o estuvieron junto al mar, dos de ellos en la desembocadura de grandes ríos.

image022En épocas muy remotas (estamos hablando de la era de Géminis, de 6000 a 4000 antes de Cristo), los deltas de los grandes ríos fueron verdaderos focos de civilizaciones. Eran grandes humedales poblados de aves acuáticas, zonas de palafitos y de cultura matriarcal, que fueron tan determinantes en la historia de la humanidad que dejaron múltiples huellas lingüísticas de las que hoy en día podemos todavía seguir el rastro. Así, mencionando la región de Doñana, Gérard de Sède, en Le trésor Cathare, nos dice lo siguiente:

“Pueblos patos era el sobrenombre dado por los antiguos a los tartesios (y también a los fenicios), en razón de sus actividades como navegantes. Por cierto que ellos habían adoptado como emblema la pata de palmípedo, símbolo del remo. Cerca de Tartesos desembocaba un río que llevaba el nombre latino del pato.”

Este río con nombre de pato era el Anas, hoy Guadiana. El latino anas-atis, da nuestro español ánade. Este mismo “Anas” viene probablemente de otra palabra que le es muy anterior. En efecto, “Ana” significa “corriente de agua”, y alude por tanto a los lugares consagrados a la diosa Ana (la Doña Ana), lugares donde el agua abunda. Así, en Menorca encontramos un lugar llamado “Cala Galdana” cuyo nombre deriva del nombre árabe “Guad-al-Ana” (el río de Ana), cuando antes de la dominación islámica toda esa región formaba parte de la extensa posesión de Santa Ana. De estos pueblos patos, de los que habla Gérard de Sède, hemos conservado a lo largo de todos estos siglos su símbolo de la pata de la oca. Es esta pata de oca que da nombre a la Reina Pédauque que veneraron los ligures galos, y que se conserva en la tradición narrativa medieval dentro de los Cuentos de Mamá Oca (Les Contes de ma mère l’Oye). Es esta misma oca que se manifiesta en los vocablos Languedoc u Occitania, el territorio de la lengua donde oca se dice oc (auc/auca en occitano), por contraposición con el resto de la Galia, donde se dice oie (pronunciado uá). Piénsese un momento qué importante era para ellos la oca, el pato, el ánade, el ánsar, cuando la forma de decir esta palabra se constituía en el rasgo diferenciador del idioma, del territorio, del destino de un pueblo. Estos pueblos patos y marineros vivían en palafitos. Y nos llama la atención el hecho que tanto en Doñana como en Camargue la arquitectura haya estado siempre dominada por las chozas de juncos o carrizos, madera y arcilla, cuya antigüedad se desconoce.

image024

Quizá provengan de los antiquísimos palafitos, edificios lacustres perfectamente adaptados a la vida en el entorno de las marismas y a los arenosos deltas de los ríos. La «pata de oca» remite también a los palus, a los paletos y a los palurdos; tengamos en cuenta que urd en ibero y algunos dialectos del vascuence significa agua, corriente de agua, aguas corrientes, aguas vivas no estancadas. En la sección “Publicaciones” de este portal irán apareciendo documentos que ilustrarán estos conceptos históricos y muchos otros afines. Es claro que todo esto que tiene que ver con la humedad, con lo femenino, con el yin, con lo receptivo y abrazador, con lo dativo y lactante; en fin, con el delta, sea del río, sea de Venus o de Maya.

  • Los cuatro puntos señalados por nuestro triángulo han sido histórica y mitológicamente vertebradores de una parte fundamental del periodo formativo de Europa, como fue la Talasocracia Mediterránea que siguió al dominio de los ligures.

Sabemos que la isla de Menorca, durante una extensísima época, figuró como puerto inaccesible en las cartas de navegación de los marinos mediterráneos. Nadie podía arribar a sus costas. O casi nadie. Pero no hay por ello que interpretar que fuese desconocida para los pilotos. Con sus más de 350 ciudades sacras constituía el más importante centro de formación sacerdotal de Occidente, y sólo las personas convocadas podían acceder a ella. Existen en la isla millares de impresionantes monumentos prehistóricos que justifican y explican este aparente misterio: los talayots, las taulas y las navetas.

  • En los cuatro existe una relación profunda y ancestral con el caballo.

image026

Son famosos en Francia los caballos camargueses, montados por la mítica Nation Gardiane. No digamos de la zona de Doñana y particularmente de El Rocío, con sus yeguas rocinas o encebras y acebrones; o tradiciones como la «saca de las yeguas» de gran arraigo popular. ¿Y qué decir de la escuela ecuestre y feria del caballo de Jerez? Con respecto a Tíndari, en Sicilia, bástenos con ésta cita de la página web del Parque Natural vecino a Tíndari: Il Parco dei Nebrodi ospita la piùantica razza equina europea creata dall’uomo. En Menorca, durante las singularísimas fiestas patronales de Es Mercadal el caballo es el absoluto protagonista haciendo “el bot” por las calles de la ciudad atestadas de propios y visitantes. El mito de Quirón, el centauro, maestro de héroes, protojinete simbolizado por el famoso icono mitad hombre-mitad caballo, está en el origen de esta atávica pasión ecuestre; es el Kyrios, denominación del principio masculino en la protohistórica época matriarcal vinculado a las leyendas de Gárgor, rey de los Curetes tartesios.

  • En los cuatro existe una relación mítica con el toro

image028

image030

En algunos casos estas tradiciones siguen estrechamente asociadas después de muchos siglos con lo religioso, como sucede en el caso de las fiestas de Virginenco, en Saintes Maries de la Mer, o en el primer domingo de mayo, fiesta de La Mare de Deu del Toro, patrona, o quizás debiéramos decir matrona de Menorca, representada con un toro a sus pies.

image034No es de extrañar que se hayan encontrado imágenes de toros en el contexto de la cultura talayótica, como en Torralba d’en Salort, así como cuernos en la Cova dels Coloms. También hallamos, como símbolo, cornamentas de toro en lo alto de las casas tradicionales, o cabanes de gardian, en Saintes-Maries. Sicilia fue una gran exportadora de toros en antiguas épocas y recuerdo de ello nos queda por ejemplo en el nombre mismo de la actual Taormina que significa ¡monte del toro!, importante ciudad cercana a nuestra Tíndari. Por lo demás, la lidia del toro bravo, no por más conocida menos ancestral, pervive hoy con admirable vitalidad tanto en Iberia como en el sur de Francia. No en vano Hércules, en uno de sus siete trabajos, robó a Gerión de Eritheia, (antiguamente una de las islas del delta del Guadalquivir) sus famosísimas vacas y bueyes, y, sobre todo, Zeus se transformó en toro para raptar a Europa.image032

¿No habrá llegado ya el tiempo de que Europa sea, por fin, rescatada de su secuestro milenario?

Para finalizar

Delta de Maya constata que el modo en que se vienen gestionando los espacios naturales protegidos en general desde la aparición del concepto de parque nacional, se basa casi exclusivamente en la valoración de la mirada científica sobre el medio biofísico, generándose con ello, en la mayoría de los casos y de manera subsidiaria, una dinámica de empobrecimiento de la realidad patrimonial perceptible desde otras instancias del pensamiento; en definitiva un empobrecimiento de la cultura en la que la propia mirada científica se integra, y que conforma una realidad que desde luego, como hemos podido comprobar en apenas un vistazo, transciende con mucho el marco de esa particular visión.

Por ello Delta de Maya ha puesto en marcha su proyecto de convocación social hacia la aventura del conocimiento del patrimonio cultural integral latente en estos dos territorios objeto de protección, entendiendo que el descubrimiento de este legado ha de ser palanca fundamental para el desarrollo de las sociedades que habitan estas áreas.

Mures, 1 de enero de 2015