Pueblo Escrito

Hace algún tiempo, Delta de Maya escribió por las paredes de Villamanrique unos textos insólitos que cantan los desconocidos misterios que habitan en las profundidades, brillos y reflejos de la palabra ROCÍO.

En Delta de Maya estamos convencidos de que el conocimiento amplía la capacidad de tomar consciencia de la realidad, y que esto genera a su vez oportunidades de armonía y de impulso, tanto individual como social. Por ello decidimos crear un itinerario literario con frases escogidas de la literatura universal, que ponen de manifiesto profundos y muy antiguos aspectos simbólicos subyacentes en la devoción a la Virgen de El Rocío, y desconocidos hasta ahora para la mayoría de las personas.

El conocimiento que hemos comenzado a revelar está relacionado con ciertas propiedades que, al decir de diversos sabios y poetas a lo largo de la historia, estarían contenidas en el agua de rocío caída en las mañanas de mayo y junio; la referencia a esta propiedad, objeto de estudio y empleo por parte de determinadas disciplinas del saber, en el pasado como en el presente, tales como la alquimia, la espagiria o la cábala, subyace en los ritos y cultos de la romería del Rocío.

UN PROYECTO PIONERO

Algunos vecinos de Villamanrique vinculados a Delta de Maya prestamos nuestro tiempo, atención y entusiasmo, sin interés económico alguno, a una tarea de la que esperamos una repercusión social en diferentes niveles, como, por ejemplo, que este itinerario sea capaz de atraer hasta nuestro pueblo a visitantes que deseen conocer estos aspectos del patrimonio de Doñana, tan importante y universal como ignorado.

Éste es un proyecto pionero toda vez que la información expuesta es el fruto de una investigación de Delta de Maya, hasta ahora inédita. Pionero también en la puesta en valor de recursos patrimoniales del Espacio Natural de Doñana, y de la Comarca de Doñana toda, más allá de los nauralísticos que hasta ahora se vienen presentando casi como los únicos aquí existentes.

Hemos recogido la situación de los murales en un plano del pueblo, que puede consultar aquí mismo o descargar e imprimir.

Más abajo iremos también comentando, uno por uno, cada texto, y proponiendo palabras clave y enlaces para guiar a quienes lo deseen en una aventura de autodescubrimiento de los mensajes más o menos ocultos tras las palabras de este proyecto.

En un futuro, que esperamos sea próximo, pensamos editar un libro recogiendo estos y otros contenidos.

Este proyecto no está recibiendo ayuda económica ni apoyo institucional algunos, y está siendo financiado íntegra y exclusivamente con las cuotas y el trabajo desinteresado de los socios de DELTA DE MAYA. Se trata pues de un regalo que Delta de Maya hace a Villamanrique y a toda la Comarca de Doñana.

Mural 1: Calle Sor María del Coro

"Al fin le vino a llamar Rocinante, nombre a su parecer, alto y sonoro y significativo de lo que había sido cuando fue rocín, antes de lo que ahora era, que era antes y primero de todos los rocines del mundo"

-. Don Quijote de la Mancha, por D. Miguel de Cervantes Saavedra (Ss. XVI – XVII)

La obra de Cervantes está profundamente imbuida de referencias cabalísticas. Resulta fascinante la aventura de intentar aproximarse a la interpretación de sus obras a la luz de este viejo sistema de conocimiento. No parece casual, por ejemplo, que el caballo que montaba este viejo caballero andante fuese tratado de rocín, y el nombre elegido para él Rocinante; como tampoco es casual, en modo alguno, su proximidad fonética y semántica con el topónimo Rocina, que diera el nombre antiguo a la Virgen de las Rocinas o de las Yeguas, más tarde del Rocío. Afirmamos que existe una muy directa relación entre estas ecuestres palabras y aquella húmeda advocación. Y puede que acaso también seamos capaces, montando a lomos del estudio, de ir desvelando algunas de estas cábalas.

Palabras clave: CervantesQuijoteQuijote 2Cábala, Rocín – Rocina 

Miguel de Cervantes
Miguel de Cervantes

Mural 2: Calle Sor María del Coro

"Y cuando descendía el rocío sobre el real de noche, el maná descendía de sobre él"

-. Antiguo Testamento, Libro de Los Números, autor (tradicionalmente) Moisés. (Ss. XIV o XV a.C.)

En este libro, como en el Éxodo, se relata expresamente que el alimento que comió el pueblo de Israel durante los cuarenta años que duró su periplo errático, el maná, descendía con el rocío sobre la explanada del campamento…de noche. En este pasaje se está planteando, según lo vemos, que el agua de rocío pudiera llegar a contener, bajo determinadas condiciones, alguna suerte de riqueza capaz de nutrir la vida en sus aspectos material, emocional, mental y espiritual. No olvidemos que también María Magdalena se alimentó de la misma manera durante los cuarenta años de su supuesto retiro en el desierto. Sugerimos que para alcanzar la mayor comprensión de los textos los consideremos más allá de su sentido primero y literal. Así la noche tiene, como es bien sabido, un claro sentido simbólico; proponemos además asociar la palabra maná conmana (por ejemplo de agua) o con el término sánscrito manas.

Palabras clave:  Moisés,  travesía del desierto,  noche,  maná,  maná(2),  manantialmanas,  rocío,  rocío(2)

La Biblia, Libro de los Números
La Biblia, Libro de los Números

Mural 3: Plaza de España

"Amar es comprender, y el éxtasis es la rosa mística del conocimiento; por sus caminos tornamos a ver el mundo bajo el rocío sagrado de la primera aurora"

-. La lámpara maravillosa, Ramón M. del Valle-Inclán. (Ss. XIX, XX)

Valle Inclán
1434622856
1434626714

Mural 4: Plaza de España

"Cuando la cabeza blanca se propuso añadir un adorno a su belleza, destacó un rayo de luz. Sopló sobre aquel rayo para enfriarlo, y éste se hizo sólido. Sopló y se hinchó como un cráneo transparente y azulado que contenía miríadas de mundos. Esta cavidad contiene el rocío eterno y blanco del lado del padre y rojo del lado del hijo. Es el rocío de la luz y de la vida, el rocío que fecunda el Universo y que resucita a los muertos."

-. El libro de los esplendores, Eliphas Levi. (S. XIX)

En nuestra opinión es éste un texto cabalístico de gran complejidad escrito para deleite de “los que ya saben”; por lo tanto sería pretencioso por nuestra parte tratar de explicarlo pues no sabríamos cómo. Probablemente, como acabamos de decir, tampoco se escribió para eso. Diremos no obstante lo poco que sabemos o intuimos: que el término “Cabeza Blanca” es uno de los modos de referirse en la Cábala a la séfira Kéter o Corona, y que el autor llama “Rocío de la Luz y de la Vida” a una, digamos energía, que procede de elevadas instancias espirituales. No obstante la dificultad para interpretarlo intelectualmente, es indudable el alcance de su poderosa carga poética, capaz de despertar profundas y misteriosas melodías en la sensibilidad del lector inspirado.

Palabras clave: Eliphas LeviCábalaCabeza blanca.

Eliphas Levi
Eliphas Levi

Mural 5: Plaza del convento

"Reza el rocío que roza la raza del futuro"

-. Anónimo

Este breve y misterioso texto rueda en la lengua y en el oído recordándonos que rocío empieza con erre. Como también Ruah, o Ruaj, que es como en hebreo se llama al Espíritu Santo o a la Blanca Paloma. Al tratar de comprender su significado nos encontramos con posibilidades de lectura superpuestas: ¿se trata aquí del rocío de la mañana o de la romería? ¿Reza porque ora a Dios o porque contiene un mensaje? ¿Reza sólamente el rocío que roza la raza del futuro o todo rocío proclama que la está rozando? ¿Qué raza es esa? Con toda seguridad no se trata de una raza o un pueblo elegidos para el desempeño mezquino de privilegios frente a otros seres humanos; recordemos, en cambio, la obra del gran político, poeta y místico indio Sri Aurobindo, y su anuncio de un gran paso evolutivo de la consciencia en la materia, algo que, según él, dará origen a la aparición de condiciones nuevas en la biología humana.

Palabras clave: RuahSri AurobindoEvolución Supramental.

Anónimo
Anónimo

Mural 6: Plaza de San Roque

En ese momento, una voz tronará por entre las tumbas y proclamará: "Despierten y canten, ustedes los que habitan el polvo -pues su rocío es como el rocío de la luz- y la tierra dará vida a las tinieblas." Esto será cuando el Ángel de la Muerte desaparezca del mundo, como está escrito

-. Zohar, Libro del Esplendor, Gershom Scholem. (Ss. XIX, XX)

Palabras clave: Gershom ScholemCírculo Eranos

Gershom G. Scholem
Gershom G. Scholem

Mural 7: Calle Santiago

"Por el arte, he aprendido que el rocío es rico en jugo y remedio de numerosas enfermedades."

-. Jan Baptiste Van Helmont

Jan Baptiste Van Helmont
Jan Baptiste Van Helmont

Mural 8: Calle Santiago

"Escuché lo que no se oye: el sonido que hacen las flores al abrirse, el sol cuando calienta la tierra y el que hace la hierba cuando bebe el rocío de la mañana."

-. Parábola china, Anónimo

Parábola china
Parábola china

Mural 9: Calle Gregorio Medina

"Él me cogió de la mano y me hizo levantar. Miré al cielo y cayó sobre mi rostro una nube de rocío que me humedeció de la cabeza a los pies, y él me secó con sus ropas. Entonces me dijo: "Salve, llena de gracia, vaso escogido."

-. Evangelio de San Bartolomé

María dijo: « Mientras estaba en el templo de Dios y de manos de un ángel recibía el alimento, un día se me apareció alguien bajo el aspecto de un ángel. Su rostro era indescriptible, y en la mano no llevaba pan o una copa, como pasaba con el ángel que hasta entonces venía a visitarme. En aquel momento la cortina del santuario se rasgó, se produjo un fuerte terremoto y caí al suelo, incapaz de poder soportar su mirada. Él me cogió de la mano y me hizo levantar. Miré al cielo y cayó sobre mi rostro una nube de rocío que me humedeció de la cabeza a los pies, y él me secó con sus ropas. Entonces me dijo: « Salve, llena de gracia, vaso escogido ». Después golpeó el lado derecho de su vestido y salió de él un pan muy grande. Lo depositó sobre el altar del templo y comió primero él y después me dio a mí. Después volvió a golpear su vestido, ahora en el lado izquierdo. Miré y vi una copa llena de vino; la depositó sobre el altar del templo, bebió primero él y después me ofreció también a mí. Entonces me di cuenta de que el pan no había disminuido y de que la copa estaba llena como antes. Él me dijo: « Tres años y enviaré mi palabra: concebirás a mi Hijo y por medio de Él todo el mundo será salvado. Tú, entonces, traerás el mundo la salvación. Que la paz sea contigo, llena de gracia, y mi paz estará contigo por siempre ». Después de haber dicho estas palabras, dejé de verlo y el templo quedó como estaba antes.

Evangelio de San Bartolomé
Evangelio de San Bartolomé

Mural 10

"El cáliz o taza, pasivo y receptivo, es el símbolo de su Neschamah, la intuición y el entendimiento siempre abiertos y esperando el rocío celestial que desciende diariamente de las regiones más elevadas para purificar el alma."

-. El árbol de la Vida, por Regardie Israel

Mural 11

"El que ha bebido de la fuente de la juventud, y conocido, experimentado todo, conserva la frescura de su corazón, y la muerte lo hallará con el rocío de la mañana en el rostro. Para éstos no existe la muerte; y de semejantes criaturas es el reino de los cielos."

-. Del Quarterly

Mural 12

Hay floraciones de rocío
sobre mi sueño,
y mi corazón da vueltas.

-. Otro sueño, Federico García Lorca

Mural 13

Y desde este rocío de este Cráneo, el maná celestial es preparado para los hombres justos en el mundo que viene.

-. Ha Idra Zuta Qadisha, Anónimo

Mural 14

La gota de rocío que en el cáliz
duerme de la blanquísima azucena,
es el palacio de cristal donde
vive el genio feliz de la pureza.
Él le da su misterio y poesía;
él, su aroma balsámico le presta.
¡Ay de la flor, si de la luz al beso
se evapora esa perla!

-. La gota de rocío, Gustavo A. Becquer

Mural 15

...en efecto está oculto en el aire el alimento de la vida que llamamos de noche el rocío...

-. Nueva Luz Química, Cosmopolita.

Mural 16

Sueño que las dulces gotas de rocío
son labios de amores que me dejan besos
y llenan de estrellas
mi traje sombrío.

-. El maleficio de la mariposa, Federico G. Lorca

Mural 17

Cuando llegamos ya donde el rocío
resiste al sol, por estar en un sitio
donde, a la sombra, poco se evapora,
ambas manos en la hierba
suavemente puso mi maestro: ...

-.  La Divina Comedia, Dante Alighieri

Mural 18

Todas las cosas nacen pues de los cuatro elementos: ...del aire, el rocío y la Terebiana o Maná...

-. Opus Paramirum, Paracelso

Mural 19

Y hablaba de unas alas de mariposa herida,
más digna del rocío que la carne del nardo.

-. El maleficio de la mariposa, Federico G. Lorca

Mural 20

El espíritu del rocío
habita en los límites del cielo...

-. Libro de Enoc, Anónimo

Mural 21

A la mañana, junto con el rocío del cielo, cae también la gracia del Espíritu Sancto sobre los corazones de aquellos que madrugan a Dios, ...

-. De la oración y consideración, Fray Luis de Granada

Mural 22

¡Oh Sacra Virgen! Revestida del más puro blanco,
abre las doradas puertas del cielo, y surge;
despierta al alba que duerme en el cielo; deja a la luz
surgir de las cámaras del este, y traer
el rocío de miel que llega con el día que despierta.

-. A la mañana, William Blake

Mural 23

...por todas estas razones combinadas, los Sabios le dieron el nombre de Rocío de Mayo. (...) Quisiéramos poder decir algo más (...) y mostrar cómo el Rocío de Mayo (Maya era la madre de Hermes) -humedad vivificadora del mes de María, la Virgen madre- se extrae fácilmente de un cuerpo particular, abyecto, despreciado (...) pero existen límites infranqueables...

-. El misterio de las catedrales, Fulcanelli

Mural 24

Bien que esparciendo el cándido rocío
del blando aljófar que tu aurora llueve,
bañado en él verás el pecho mío
más limpio que los campos de la nieve,

-. El año santo de Roma, P. Calderón de la Barca

Mural 25

Los baños son vastos edificios de cristal, pero en vez de agua, los estanques contienen tibio rocío. Por vestidos se usan telas de araña teñidas de púrpura. (...) para beber exprimen aire en una copa que se transforma en un líquido semejante al rocío.

-. Historia verdadera, Luciano

Mural 26

Arrojad entonces, en esta mezcla, la mitad de la segunda sal, sacada del rocío que, en el mes de mayo, fertiliza la tierra, y obtendréis un cuerpo más claro que el precedente.

-. Las moradas filosofales, Fulcanelli

Mural 27

¡Ábreme, hermana, amiga mía,
paloma mía sin tacha!
porque mi cabeza está rellena del rocío,
mis bucles de las gotas de la noche.

-. Cantar de los cantares, Salomón