Donde mira el ruiseñor cuando cruje una rama

El día 26 de diciembre, aún bajo la influencia del solsticio de invierno de 2012, a las 6 de la tarde, ofrecimos en la Capilla de la Casa Parroquial de Villamanrique de la Condesa una excepcional función teatral y musical.

Si alguien llegase a creer que por ser ésta una pieza de carácter religioso pudiera ser ajena a su interés estaría incurriendo con toda probabilidad en un error, pues la hondura y altura poética de este espectáculo, su música, su dramaturgia, la puesta en escena, los vestuarios, su elevadísima calidad artística en definitiva, han hecho de esta obra uno de los grandes eventos culturales del año 2012, no ya en Villamanrique, sino en todo el ámbito nacional desde la sala Tribueñe en Madrid, donde se representa semanalmente desde hace meses cosechando el reconocimiento de todos, desde la crítica más rigurosa hasta el más exigente de los públicos.

"He querido hacer, o me ha salido, un texto que bebe en tradiciones medievales, barrocas, y sobre todo en el acervo popular que los grandes poetas anónimos nos dejaron. Los sonidos del pueblo, entrelazados siempre lo culto y lo oculto, para elevar el legado espiritual que nos es dado entre las supersticiones y tradiciones atávicas de las que hay que extraer una abstracta metáfora."

Hugo Pérez

Para obtener toda la información sobre la función puede descargar el programa del espectáculo aquí:

Esta pieza es un montaje de la Compañía Tribueñe, de Madrid, acreedora de premios y reconocimientos nacionales e internacionales, el último de los cuales ha sido el “Premio Ojo Crítico de Radio Nacional de España”. Para más información sobre las representaciones de esta obra en la sala Tribueñe puede visitar la web:

Sala Tribuene

No deje de hacer click en este enlace desde donde podrán acceder al espléndido artículo que el diario El País dedicó el pasado día 13 a esta obra prodigiosa:

El País